Las tareas que EDESTE estaba llevando adelante en Nihuil III finalizaron con éxito y el servicio se normalizó totalmente.

Desde el sábado 28/10, se realizaron tareas de mantenimiento en la línea de 132KV Nihuil – Alvear, por lo que la región se abasteció de la línea correspondiente a Pedro Vargas, provocando niveles bajos de tensión.

Específicamente se trabajó en el recambio del interruptor principal que tenía una antigüedad de cuarenta años, por lo que  desde EDESTE invirtieron 50 mil dolares para colocar un equipo nuevo.

“Se hizo el recambio de un interruptor, un elemento de protección de la línea, similar al que cada uno tiene en su casa pero a gran escala, la línea de 132KV tiene interruptores en el arranque de la línea, que es en Nihuil III” explicó el ingeniero Santiago Bello.

Las tareas estaban previstas realizarlas en diez días, sin embargo se finalizaron en siete días, “El sábado ya teníamos la línea funcionando plenamente, pero de todas maneras la baja de tensión no se notó, salvo casos muy puntuales”.

 

Categorías: Noticias